Lista del Material

****EDITADO TRAS DOS MESES Y PICO DE VIAJE ****  He puesto comentarios cuando era relevante Cuando yo mismo estaba reuniendo información sobre el material necesario para partir varios meses, me fueron de mucho uso las listas de material que me encontré en numerosos blogs. Desgraciadamente, la mayoría de ellos son o ingleses o americanos y muchas …

****EDITADO TRAS DOS MESES Y PICO DE VIAJE ****  He puesto comentarios cuando era relevante

Cuando yo mismo estaba reuniendo información sobre el material necesario para partir varios meses, me fueron de mucho uso las listas de material que me encontré en numerosos blogs. Desgraciadamente, la mayoría de ellos son o ingleses o americanos y muchas veces el material que en ellos se lista es imposible encontrarlo en España. Mucho del material que se analiza en las reseñas  simplemente no existe aquí. Yo vivo en Barcelona y gracias a esto tengo la suerte de que existen varias tiendas especializadas en material de camping y deportes de montaña por lo que más bien soy un afortunado en este aspecto, aunque en muchas ocasiones lo de afortunado tiene relación directa con la cantidad de dinero que hay que desembolsar para adquirir material puntero / resistente / ligero.

No pretendo hacer aquí una lista exhaustiva y pormenorizada de todo lo que me llevaré, pero sí de lo más importante.

 

Material de acampada

ningún problema excelente tienda, claro que dos meses no son muchos, pero estoy muy contento, buena calidad fácil de montar y desmontar, excelente ventilación, muy muy buena resistencia al viento, y muy buena impermeabilidad, resistió a más de 24 de lluvia casi ininterrumpida y aunque el material es tan fino y parece que cale realmente el agua no traspasa y sigues estando seco dentro. Además la tienda no parece sufrir cuando tienes que empacarla húmeda.

bien, nada que decir tampoco tuve temperaturas gélidas pero sí bastante frías en las montañas y cumple su cometido perfectamente.

Funda de seda para ganar algunos grados de calor cuando hace frío,  para usar como saco de dormir cuando hace demasiado calor, y para mantener limpio el saco.

FATAL, me duró 15 días, una vergüenza teniendo e cuenta el precio, los compartimentos internos no resistieron y se hizo una chepa enorme imposibilitando su uso.

FATAL, se rompió en menos de 3 semanas y además me pegué una hostia del carajo 🙂

el hornillo bien, pero con sus limitaciones, encontrar alcohol en los Balcanes es a veces imposible, luego en días con viento es muy difícil cocinar pero eso ya lo sabía antes de partir

  • Sistema de filtrado de agua New Travel Tap de Drink Safe
  • Garrafa de agua plegable Platypus de  6L

he hecho un uso intensivo de ella, me gustaba por quedar en nada una vez vacía y plegada, pero al cabo de los dos meses el plástico ha empezado a rasgarse por varios sitios. mejor usar la bolsa de agua de Ortlieb mucho más resistente y duradera.

 

Ropa Técnica

He diseñado un sistema de capas para 4 estaciones compuesto de :

uso intensivo, empiezan a tener agujeros, seguramente por culpa de la sal desprendida por el sudor.

Sudadera Icebreaker  Quantum

También llevo un Impermeable ligero Marmot Precip para la lluvia en tiempo más caluroso.

Calcetines de deporte del Decathlon y unos calcetines de lana Merina de Icebreaker.

No llevo ropa tipo “culote” o específica para ciclismo.

 

Tecnología

 

Todo, bien especial mención por el panel solar, fantástico, carga rapidísimo, claro está necesitas sol,  que yo tuve en abundancia.  la batería Anker fenomenal, durísima se me cayó bajando de Sestriere a 50 km/h y no sólo no se rompió sino que siguió funcionando como si nada, eso sí rallada y con golpes 🙂 

 

Varios

Diversas herramientas y parches para la bici, navaja, cubiertos y taza metálica para beber, cuerda.

 

 

Barcelona – Estambul en bicicleta

Este es mi próximo proyecto de viaje, el que empezaré si todo va bien el próximo 4 de julio. La idea es salir en dirección al Este, sin prisas, y llegar antes del 15 de octubre a Estambul. Este es el plan por lo menos, para todo lo demás pues sobre la marcha y según …

Este es mi próximo proyecto de viaje, el que empezaré si todo va bien el próximo 4 de julio.

La idea es salir en dirección al Este, sin prisas, y llegar antes del 15 de octubre a Estambul. Este es el plan por lo menos, para todo lo demás pues sobre la marcha y según lo que vaya surgiendo.

Para ello en Bicitecla de Barcelona me han estado montando  una Surly Ogre a medida que ya iréis viendo en las fotos del camino y que  he decido bautizar afectuosamente cómo  “Titineen recuerdo del nombre que mi abuela le había puesto a su 4L querido y el que, posteriormente, fue mi primer coche.

En fin, a lo que íbamos, que además de la bicicleta me llevo algún que otro material conmigo, para poder ser lo más autónomo posible, dormir dónde encuentre y vaya trazando la ruta según mis fuerzas y ganas.

A muy pocos días del comienzo, los nervios se van haciendo cada vez más presentes, por una parte tengo ganas de estar  pedaleando ya  y por otra se me hace raro pensar que en los próximos meses dejaré el confort y la comodidad de una vida tradicional para adoptar una más aventurera (dentro de unos límites) en la que es más difícil prever todos los parámetros!.  Por otra parte,  alejarse de los seres queridos durante un largo tiempo también se hace difícil.

Prometo esforzarme y publicar aquí (según vaya encontrando wi-fi) el hilo de mis andadas para que familiares, amigos y lectores podáis seguir mis aventuras.

Hasta pronto  y muchas gracias por leerme !

El peso es tu enemigo

Cuando empecé a documentarme y leer blogs de viaje para lo primero que me llamó la atención fue ver cómo todo los viajeros experimentados relataban haber cometido el mismo error : la primera vez que salieron de viaje para un tiempo largo (más de un mes) se llevaron con ellos demasiadas cosas. Supongo que es una …

Cuando empecé a documentarme y leer blogs de viaje para lo primero que me llamó la atención fue ver cómo todo los viajeros experimentados relataban haber cometido el mismo error : la primera vez que salieron de viaje para un tiempo largo (más de un mes) se llevaron con ellos demasiadas cosas.

Supongo que es una tendencia natural. Pasar de una vida sedentaria, en la cual estamos acostumbrados a tener toda clase de pertenencias y porqué no decirlo, a dedicarnos a cierto consumismo..  pasar digo,  a otra de carácter más nómada nos acarreará cierto periodo de adaptación y nos puede hacer sentir inseguros. ¿ Que pasa si necesito esto o aquello ? nos preguntamos.

Al principio tendremos tendencia a sobre-empaquetar, nos dejaremos ir al “por si acaso“.
Lo que tendemos a olvidar o a desconocer es que salvo determinados tipos de viaje  que requieran un material especializado, o que estemos en determinadas zonas geográficas (desiertos, selvas…) en general,  allá dónde vayamos, igual que en casa, encontraremos tiendas y todo lo que necesitemos.
Muchas veces incluso, para determinadas actividades tal cómo trekking podremos incluso alquilar fácilmente el material necesario sin necesidad de llevarlo desde el origen del viaje o de comprarlo.

No negaré que en este afán de reducir peso a toda costa, haya cierto fenómeno de moda. Cómo todas las tendencias de sociedad, lo queramos o no,  lo que nos viene de E.E.U.U  marca la pauta. Hoy en día, en esto del viaje, el minimalismo y ultra-minimalismo es lo que se lleva. Las razones de tales movimientos son seguramente varias, para empezar la crisis de las sub-primes y el consecuente hundimiento de la burbuja inmobiliaria y de la economía. Hoy en día el “big is beautiful” ya no está a l a orden del día y volvemos a menos consumismo y menos afán de acumular bienes.
Por otra parte el hecho de que la mayoría de las compañías aéreas (siguiendo la estela de las low-cost) hayan empezado a cobrar por registrar las maletas, ciertamente tampoco es del todo ajeno al fenómeno.

Sea como fuere, moda o no, nadie puede negar el beneficio de viajar ligero.

  • Reducir costes inútiles con las compañías aéreas
  • no tener que esperar para registrar y sobre todo recuperar el equipaje
  • evitar la siempre angustiosa pérdida de tu maleta a la llegada (el síndrome de la cinta vacía)
  • moverse rápidamente y sin trabas
  • reducir costes de transporte cómo taxis
  • no tener pereza de visitar varios hostales / hoteles antes de quedarse con uno
  • cuidar de nuestra salud y nuestra espalda
  • etc…

La búsqueda del menor peso implica cierta metodología, muchas veces requiere  encontrar material polivalente aquel que podamos usar en varias situaciones (por ejemplo los famosos pantalones convertibles que sirven de pantalones y de pantalones cortos o shorts) y significa mayor coste inicial ya que paradójicamente, cuanto más ligero el material más caro suele ser (muchos fabricantes han entendido esto perfectamente e incluyen versiones ultraligeras en sus gamas )

En próximas entradas volveré a tener la oportunidad de presentaros algunas opciones para reducir el peso de tu mochila al máximo.

Crédito foto : Ali Elangasinghe
https://www.flickr.com/photos/30003321@N00/

 

Nikon D5100 + Nikon 35mm f/1.8 DX

Esta es la única cámara que voy a llevar conmigo, (si exceptuamos la del móvil). He estado usando esta magnífica cámara durante más de dos años y estoy muy contento de haberla comprado a buen precio ya que cuando lo hice había el modelo más nuevo (la  D5200)  en el mercado. (ahora vamos por la D5300). Se trata …

Esta es la única cámara que voy a llevar conmigo, (si exceptuamos la del móvil). He estado usando esta magnífica cámara durante más de dos años y estoy muy contento de haberla comprado a buen precio ya que cuando lo hice había el modelo más nuevo (la  D5200)  en el mercado. (ahora vamos por la D5300).

Se trata de una cámara de aficionado fantástica, la he seleccionado por sus rendimiento sobresaliente en condiciones de poca luz, especialmente junto con la lente adecuada, lo que hace que sea inútil llevar un trípode. Puedes ver algunos de mis fotos de noche en el Cairo  por aquí .

Fiel a mi estrategia de reducir peso, estoy procurando rebajar todo lo que puedo, por lo que esta cámara es perfecta porque es muy ligera  para una DSLR (yo quiero una cámara réflex digital, pero si no te importa puedes ir con otras alternativas, de espejo fijo y no menor calidad y  por supuesto, mucho más ligeras)

Lo bueno de tener una réflex digital son las lentes. Las lentes pueden ser la pieza más cara de la cámara (ni te imaginas cuanto si no estás en esto de la fotografía), especialmente si quieres tener lentes polivalentes que manejan rangos de distancia focal más amplios. Son buenas alternativas, pero presentan dos problemas principales:

  1. son caras. (alrededor de 700 €, por ejemplo, por la excelente Nikon 18-200 mm VR II )
  2. son pesadas ​​(562 g en el caso anterior)

Así que para evitar este sobre coste, los fotógrafos con pequeño presupuesto (como yo) por lo general tenemos múltiples lentes y vamos cambiando de acuerdo a las necesidades.
No tengo  intención de llevar muchas lentes por la restricción de peso auto impuesta, cómo comentaba anteriormente.

nikon_35dx
Nikon 35mm 1.8 DX

En un nivel práctico, ya llevo tiempo usando una lente 35mn y nada más. He decidido aprender a adaptar mi estilo fotográfico a mi lente (y no al sujeto). Estoy usando el fantástico Nikon 35mm f/1.8 DX que se vende por menos de 190 €, con mucha profundidad y gran cantidad de luz en todas condiciones.

Así que esto será lo único que estaré llevando, con un peso total de alrededor de 750 g batería incluida, que no está nada mal  si se tiene en cuenta que se pueden hacer fotos totalmente profesionales con esta cámara (siempre y cuando no hablemos de fotografía de acción)

El único inconveniente serio con esta filosofía es que te puedes encontraren situaciones en las que esta 35mn (recuerda que esta es una cámara con sensor DX, por lo que en realidad es el equivalente de 50 mm de una cámara con sensor “full frame”) Se pueden dar situaciones en que la imagen completa se vé seriamente mermada  (por ejemplo, al fotografiar grandes extensiones de paisaje,  o cuando no te puedes mover hacia atrás lo suficiente para capturar todo la escena (por ejemplo, en una calle muy estrecha).

 

¿ Mochila o maleta ?

Uno de los requisitos a la hora de viajar durante cierto tiempo es cómo vamos a llevar nuestras pertenencias. Uno empieza preguntándose que tipo de maleta o mochila es la más adecuada, teniendo en cuenta el tipo de viaje que se quiere efectuar. Esto evidentemente es una elección muy personal basada en las preferencias y posibilidades …

Uno de los requisitos a la hora de viajar durante cierto tiempo es cómo vamos a llevar nuestras pertenencias. Uno empieza preguntándose que tipo de maleta o mochila es la más adecuada, teniendo en cuenta el tipo de viaje que se quiere efectuar.

Esto evidentemente es una elección muy personal basada en las preferencias y posibilidades de cada uno.
En mi caso empecé a interesarme por el tema y a leer buen número de blogs y análisis al respecto.

Cuando estás viajando largos periodos de tiempo, sobre todo en plan mochilero, acarear con una maleta es claramente un handicap subir y bajar frecuentemente de trenes aviones autobuses etc.. tirando de una maleta no es buena solución.

Escoger una mochila parece sensato, pero cuando ya no tienes  veinte años y tu espalda ya no está tan nueva el acarrear peso durante largos periodos de tiempo puede convertirse en un gran problema.

Empecé mirando hacia sacos / mochilas de viaje con ruedas (son parecidas a las mochilas ya que llevan incorporadas unas asas escamoteables en el dorso)  ya que pensaba que estas podían ofrecer una solución  aceptable.
Luego al mirar más de cerca me di cuenta que en un viaje como el que quiero emprender no siempre me voy a encontrar con esos suelos lisos y esas condiciones idóneas para sacarle partido a las ruedas. Por otra parte debo decir que no me hace nada de gracia tirar de una maleta por allí con ese triquitrí constante y tan característico  que tanto oímos por nuestras ciudades hoy en día. Pero la mayor desventaja que le vi a esta solución es el peso añadido del sistema de ruedas. Cierto en algunas ocasiones podré deslizar la mochila con las ruedas, pero no dudo que en infinidad de ocasiones tendré o acabaré (por comodidad o practicidad) cargando la mochila a mis espaldas.
Esta diferencia de peso en las opciones que estuve mirando pasaba del kilo setecientos.  Cuando empiezas a mirar las experiencias de viajeros experimentados, rápidamente te das cuenta que todos dicen lo mismo :  cuando viajas el peso es tu enemigo. Prefiero dedicar ese 1.7 kg a contenido dentro de  la mochila.

En una próxima entrada  os presentaré en detalle qué mochila he acabado escogiendo.