Análisis panel solar portátil RAVPower 9W

Hoy os quiero presentar una adquisición que hice recientemente y que ya he podido poner a prueba aunque desde hace poco tiempo. Me propongo en el futuro ir haciendo actualizaciones sobre el material probado, al año o así, para ver que tal sobrevive al paso del tiempo.  Este material entra dentro de una lista que iré confeccionando …

Hoy os quiero presentar una adquisición que hice recientemente y que ya he podido poner a prueba aunque desde hace poco tiempo. Me propongo en el futuro ir haciendo actualizaciones sobre el material probado, al año o así, para ver que tal sobrevive al paso del tiempo.  Este material entra dentro de una lista que iré confeccionando en las próximas semanas / meses conforme lo vaya usando en mi próximo viaje del que os hablaré próximamente.

Las características de dicho viaje son de máxima autonomía por lo que necesito encontrar medios de generar mi propia electricidad sin depender demasiado de la conexión a la red tradicional.  A pesar de que mi intención es reducir al máximo los artilugios electrónicos que me llevaré, si que algo me llevo, en particular mi tablet y un smartphone (un Moto G de 2ª generación). Aparte de esto también necesito poder recargar una lampara frontal, un par de baterías, y unas luces delanteras y traseras para bicicleta, todo ello recargable mediante puerto USB.

El RavPower 9W

RP-SC01-5Consta de 3 paneles solares desplegables  incorporados a su propia funda de nylon que una vez plegada los protege de golpes y humedad. Estos paneles no son impermeables en sí (no se pueden sumergir bajo el agua) pero aguantan cierta cantidad de agua lo suficiente para replegarlos cuando empieza a llover (de todas formas no funcionan si no hay sol).

RP-SC01-3Una solapa equipada con un velcro sirve para cubrir los paneles una vez plegados, En su interior se encuentra un cable con una entrada USB hembra para poder enchufar cualquier dispositivo para su carga, ya sea un smartphone, una tableta, o una batería externa.  A diferencia de otros modelos en el mercado el RavPower no viene con una batería incorporada, claro está, su precio, sobre los 35€ refleja este aspecto.

Las especificaciones son :

Salida: 5 V / 1.8A  máximo

Potencia: 9W

Peso: 519 g

Tecnología iSmart para regular automáticamente la salida de corriente óptima según el dispositivo enchufado.

 

Experiencia de uso

Con este modelo del RavPower he podido cargar sin problemas varias baterías, un smartphone Android y un Ipad mini  en distintas condiciones de uso, desde desde días parcialmente nublados a días soleados en exteriores e incluso en el interior de casa. Funciona sin problemas de una manera sencilla y espectacular que no deja de sorprenderme. Puedo afirmar que a pleno sol estos paneles cargan mi Ipad mucho más rápido que si lo enchufo al puerto USB de mi Mac ! Lo que sí hay que tener claro es que cuanto más cantidad de de luz / rayos solares capten los paneles, mejor el rendimiento y más rápida la carga. Los tiempos de carga varían pues según el dispositivo que se intente cargar pero para tener una idea, mi moto G pasa de 20% a 100 % en poco menos de una hora con las condiciones óptimas de sol.  Es interesante observar que si la cantidad de sol o luz no es suficiente, los dispositivos pueden marcar que están en carga pero la cantidad de electricidad generada por los paneles no será ni siquiera suficiente para compensar la gastada por el dispositivo por el mero hecho de estar encendido.

 

Resumiendo

Tenía mucha curiosidad por usar un dispositivo solar de estas características y ver si realmente eran útiles en condiciones reales, más allá del simple “gadget” tecnológico. Existen varios modelos similares  en venta en España en tiendas especializadas en el outdoor y el montañismo, también en alguna web de productos ecológicos. Todos esos dispositivos aparte de ser mucho más caros (también porque se venden con batería como medio para acumular la electricidad y usarla luego) tienen todos especificaciones mucho menores y no son tan eficientes. El RavPower 9W es en sí un dispositivo magnífico capaz de cargar nuestros aparatos incluso los más delicados porque necesitan un corriente estabilizada (cómo el Iphone 6) en flujo directo, eso es, sin necesidad de una batería externa cómo carga intermediaria, reduciendo así el coste y el peso finales. Para los más exigentes existe una versión más potente el RavPower 15W con paneles más grandes y dos salidas disponibles para cargar sendos dispositivos a la vez. En definitiva, por unos 35€, una compra que aconsejo altamente.

 

Por último os dejo un video de presentación (en inglés)

Lana Merina, mi fiel compañera de viaje

Cuando uno se propone viajar lo más ligero posible es importante seleccionar cuidadosamente lo que vas a meter en tu mochila. Poca cantidad de ropa significa menos peso pero también significa que vas a tener que lavar ropa muy a menudo: cuando viajas no siempre disponemos del tiempo suficiente para lavar o a veces aunque …

Cuando uno se propone viajar lo más ligero posible es importante seleccionar cuidadosamente lo que vas a meter en tu mochila. Poca cantidad de ropa significa menos peso pero también significa que vas a tener que lavar ropa muy a menudo: cuando viajas no siempre disponemos del tiempo suficiente para lavar o a veces aunque lavemos nos encontramos en que no tenemos tiempo suficiente para que lo lavado se seque.

Por otra parte si no movemos por climas calurosos o muy calurosos la sudoración natural hace que tengamos que cambiar de ropa con mucha frecuencia si no queremos andar por allí desprendiendo un aroma desagradable para nosotros mismos y para los demás.

En nuestra vida de cada día es frecuente que usemos prendas de algodón, por su confort y precio.  Quienes practican actividades deportivas saben que el algodón no es idóneo ya que absorbe la transpiración (literalmente la chupa de nuestro cuerpo) acelerando la deshidratación del cuerpo y dejando éste frío rápidamente ya que seca con mucha dificultad. En el ámbito deportivo esto se ha resuelto usando materiales sintéticos con propiedades de poca absorción del sudor y secado rápido. Son las típicas prendas que usamos para salir a correr o hacer trekking que podemos encontrar en cualquier tienda de deporte.

Estas prendas pueden servir para el día a día cuando uno se encuentra de viaje por climas cálidos  aunque yo personalmente les encuentro do grandes defectos.  El primero es estético, estas prendas  suelen venir con colores más bien chillones, aunque usando ropa de verano para montaña  encontraremos colores y diseños más “normales.

El segundo inconveniente, más problemático, es que si bien estas prendas cumplen su papel termorregulador a la perfección tienen el gran inconveniente de que las fibras que las componen retienen los malos olores corporales, hasta el punto que después de uno uso intensivo y prolongado estas prendas siempre conservan algún olor, incluso después de lavadas.

DSC_4358-2Una alternativa interesante que se me presentó cuando empecé a documentarme sobre el tema es el de la lana merina

Esta lana ha tenido un resurgir en popularidad desde hace unos 20 años para aquí y en los últimos tiempos ha venido ganando fuerza cómo prenda para practicar deporte debido a sus cualidades y propiedades. En el mundo del viaje también ha ganado popularidad por los mismos motivos

Ventajas de las prendas elaboradas con lana merina

  • Termorregulación
  • confort óptimo
  • secado rápido
  • no retiene olores (o no tanto)

Inconvenientes

  • Su precio
  • Durabilidad

He venido usando  estas camisetas en varias condiciones de viaje y climas y he de decir que mi satisfacción es total, es más cuanto más las uso más incondicional me vuelvo !

Esta es mi experiencia con ellas:

En cuanto a confort, creo que es inigualable. Existen varias marcas en el mercado, aunque en España aún puede resultar complicado encontrar mucha variedad en cuanto a modelos y colores. La cadena de deportes Decathlon tiene varias a la venta, sobre todo en sus catálogos de invierno, pero también ofrece camisetas de manga corta. Yo personalmente uso las de la marca Icebreaker que es una marca de Nueva Zelanda y probablemente de los mejores especialistas (además de pioneros) en este tipo de prendas. Desgraciadamente no venden directamente en España a través de su página web, aunque cómo comenté he podido encontrar alguno de sus productos en tiendas especializadas de Barcelona dónde yo vivo.

El mayor inconveniente para usar estas prendas es su coste, casi 60€  por camiseta. Es ciertamente un precio considerable (en Decathlon son mucho más asequibles, pero no las recomiendo ya que se deforman con mucha facilidad despues de unos cuantos usos y lavados). Tengo que decir que a diferencia de lo que ocurre con otras marcas, las de Icebreaker conservan su forma y propiedades lavado tras lavado, y al contrario se vuelven más y más suaves y confortables conforme pasa el tiempo. También son duras y resisten al tiempo.  (Nota: Al cabo de muchos lavados y uso intensivo empiezan a aparecer agujeros en la prenda, probablemente propiciados por la sal que se desprende del sudor ).

Debo decir que al principio me costó un poco acostumbrarme a la sensación de la camiseta sobre la piel en condiciones de mucho calor. Es muy diferente del algodón, y al principio parecía que “picaba” un poco. Esto ha ido desapareciendo conforme las he ido lavando y me he ido acostumbrando.  Había leído en algunos foros que alguna gente decía que son imposibles de llevar con mucho calor. En mi caso las he llevado en pleno verano en la península con cerca de 40º y también en climas muy húmedos cómo los del sureste asiático por ejemplo. Ningún problema.

Es una pasada lo versátiles que son, ya que cuando refresca un poco son mucho más cálidas que las de otros tejidos. Las propiedades naturales de termorregulación de la lana merina que ya mencionamos, significan que mantienen el fresco cuando hace calor, y dan calor cuando hace fresquito.

Otra gran ventaja (muy muy útil cuando viajas) es que es cierto que la puedes usar varios días seguidos sin que apestes, incluso en condiciones de mucho calor y sudor. Quizás no es tanto cómo la leyenda que se ha creado a su respecto  (Aunque el navegador Peter Blake parece que la usó durante 40 días y 40 noches..)  pero sin ningún problema la puedes tener 3 o 4 días seguidos. En condiciones de clima templado, mucho más,  parece que la camiseta no llega a oler nunca. Icebreaker recomienda lavarlas a máquina y no usar suavizante para conservar la fibra lo más intacta posible, pero yo que las he lavado a mano muchas veces durante los viajes puedo asegurar que siguen igual de bien. Al cabo de muchos lavados en condiciones de viaje (es decir a mano y con pastilla de jabón) empiezan a degradarse.  Ciertamente en utilización intensiva, sufren un desgaste más rápido que unas sintéticas.
Otra ventaja importante cuando viajas es que seca muy rápido cuando la lavas, incluso en condiciones de mucha humedad ambiente.

En definitiva mi experiencia con estas prendas no puede ser más positiva hasta ahora y cómo tuve la oportunidad de comentar anteriormente, cuanto más las uso, más las quiero !

 

Análisis en detalle de la mochila Osprey Farpoint 55

En la última entrada os hablaba de la elección de lo que se convierte de facto en nuestra casa cuando estamos de viaje,  la mochila Tras mucho googlear y leer he optado por la compra de una mochila de 55 litros (40 + 15) que os presento en todo detalle a continuación. Se trata de …

En la última entrada os hablaba de la elección de lo que se convierte de facto en nuestra casa cuando estamos de viaje,  la mochila

Tras mucho googlear y leer he optado por la compra de una mochila de 55 litros (40 + 15) que os presento en todo detalle a continuación. Se trata de la mochila de la marca americana Osprey y en concreto el modelo Farpoint 55. Que yo sepa esta mochila no la venden en tiendas en Barcelona (dónde vivo) si bien se pueden encontrar en  tiendas especializadas en montañismo otros modelos de la marca más especializadas en la montaña. Yo la encargué directamente en la página de Osprey europa (en el Reino Unido). Me costó 130€ y no cargan por el envío que me llegó en muy pocos días sin ningún tipo de problemas.

La marca Osprey tiene muchos años de experiencia en E.E.UU  y sus mochilas se fabrican en Vietnam. Mike Pfotenhauer un apasionado de montañismo empezó la andadura de la empresa allá en California en el año 74. Es bastante interesante ver su historia que podeis descubrir en un video que han hecho para celebrar su 40 aniversario

La mochilas Osprey son de muy alta calidad y vienen garantizadas de por vida.

DSC_1915
Vista general de la mochila con el “daypack” enganchado

 

La característica principal de esta mochila es que está pensada especialmente para viajeros, aunque también se puede usar para trekking debido a su gran confort.  Se compone de una mochila principal de 40 L y de un “day pack” o “mochilita” de 15 L

DSC_1887
“daypack” o “mochila de día”  separada de la mochila principal

La ventajas de este sistema son evidentes:  cuando lleguemos a algún hotel o hostal solo tendremos que desempaquetar lo necesario y podremos dejar la mochila principal con la ropa en el dormitorio llevándonos solamente la mochilita (con nuestros pasaportes, cámara, ordenador… etc)  con nosotros mientras visitamos y exploramos.

Igualmente, en caso de tener que registrar la mochila antes de coger nuestro avión  (más sobre esto más adelante) podremos coger rápidamente nuestra mochila dejando el bulto principal para registrar.

La mochila de día  (15 L)

Esta mochilita se quita con un sencillo sistema de cremallera que la mantiene fijada sólidamente a la mochila principal, cómo podeis ver en las imágenes a continuación.

La mochila de día tiene una capacidad de 15 L  más que suficiente para llevar tu ordenador portátil y todo los que necesitas,  tiene varios compartimientos para guardar cosas, un par de asas acolchadas con sujeción pectoral e incluso una pequeña cintura lumbar para sujetarla mejor. El dorso de l a mochila esta ventilado para dejar pasar mejor el aire cuando la llevas pegada a la espalda. También viene con un par de bolsillos laterales en malla para guardar alguna botella de agua o cantimplora (a mi me cabe una de 750ml  sin problema), y en el hueco donde se guardan las asas cuando está sujeta a la mochila grande se puede insertar una bolsa de hidratación cómo por ejemplo ésta, muy práctico cuando estás de trekking durante varias horas o si la quieres usar para salir a correr ya que es muy liviana.

La única pega que le puedo sacar a la mochilita es que no tiene posibilidad de ponerle un candado pequeño a los cierres, por lo demás es perfecta y cumple perfectamente con su cometido.

La mochila principal ( 40 L)

Tiene dos asas y un cinturón lumbar acolchados ambos  que hacen muy confortable su porte. Dispone de un sistema de “esqueleto metálico” muy liviano a la vez que flexible compuesto por unas varillas que permiten repartir la carga del peso una vez atados todos los cinturones correctamente. Los cinturones deben atarse de tal manera que reposen sobre la parte superior de las caderas, de esta forma a penas notamos el peso de la mochila sobre los hombros, por muy cargada que esta vaya.  Es realmente sumamente confortable llevar esta mochila. Una vez debidamente atada con los reguladores de hombros caderas y pectoral se ajusta perfectamente a ti y tienes la sensación de que te sigue perfectamente  en todos tus movimientos cuando subes y bajas de autobuses o trenes.

Ahora bien, la genialidad de esta mochila es que todas las asas y cinturones se pueden escamotear mediante una solapa con cremallera por si tenemos que facturarla o queremos llevarla cómodamente por alguna de sus asas externas con si de un equipaje a mano se tratase. Todo queda bien recogido y práctico como podéis aprecia en la siguiente imagen.

DSC_1883
aspecto de la mochila una vez guardados asas y cinturones en el compartimiento con cremallera previsto a este efecto

 

DSC_1902
Vista de la mochila sin la mochilita de día. Obsérvese las correas de sujeción superiores que mantenien la mochila muy compacta, incluso si la cargamos mucho y a la vez permiten colgar objetos externos (por ejemplo unos zapatos) si es necesario. También se pueden observar en la base (a la izquierda de la imagen) unas correas pequeñas que pueden servir para colgar una esterilla, tienda de campaña o saco de dormir.

También resaltar  que a diferencia de mochilas tradicionales la carga de esta se hace horizontalmente abriendo la solapa con cremallera lo que permite sacar algo de ella rápidamente  sin tener que sacar absolutamente todo ya que es bien sabido que lo que necesitamos siempre se encuentra al fondo 😉

Desde que la compré he estado usando esta mochila en varios viajes con total satisfacción, Osprey ha hecho un gran trabajo y realmente entienden perfectamente las necesidades de los viajeros y se han esmerado con múltiples detalles de calidad.

Si bien la mochila en sus dimensiones está por encima de las permitidas por la reglamentación europea para llevar en cabina debo decir que no he tenido de momento ningún problema en llevarla conmigo sin tener que registrar.  Su aspecto alargado y delgado a la vez que compacto no llama la atención al momento de sacar la tarjeta de embarque o de embarcar. El truco consiste para mí en meter la mochila de día dentro de la mochila grande y así no llamo demasiado la atención con ella.

 

En definitiva una gran elección pienso yo, habrá que ver cómo resiste las condiciones más duras de un viaje prolongado , espero que este  análisis en detalle os haya sido de utilidad.